Conectarse

Recuperar mi contraseña






Clima en la Ciudadela


Noticias

El tiempo sigue su curso y la existencia, como la conocemos, se encuentra bajo amenaza. a
¿Qué harás tú al respecto?

The Vampire Diaries
Últimos temas
» Parejas
Sáb Ene 22, 2011 10:20 am por Nathalie Orions

» Lo primero que se te ocurra
Jue Ene 06, 2011 5:46 pm por Nathalie Orions

» Desilusión [ocupado]
Miér Dic 15, 2010 9:12 pm por Nathalie Orions

» Master Chief (Ficha)
Dom Dic 12, 2010 9:57 pm por Master Chief

» Registro de Rango
Dom Dic 12, 2010 9:22 pm por Master Chief

» Me retiro por ahora
Vie Dic 10, 2010 3:49 pm por Louis Lindemann

» ¿Que estas escuchando?
Miér Dic 08, 2010 3:47 pm por Louis Lindemann

» Una sugerencia con respecto a la ambientación
Mar Dic 07, 2010 4:39 pm por Naisha P.B.C.

» Atras del árbol
Lun Dic 06, 2010 10:05 pm por Laurent de Lenfent


Hot-cyan – [Claudia]

Ir abajo

Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Abel Wolfhart el Jue Nov 11, 2010 7:22 pm

Me encontraba en los amplios y nobles jardines de aquel palacio, cuyo paradero verdadero desconozco, en el cual la regente es su Alteza Imperial Claudoa, dama que no posee apellido o al menos no es conocido a vox pópuli. En forma tranquila deambulaba, y esperaba la presencia de su Alteza Imperial y su séquito, ya que comenzaría un retrato de la bella dama. Tal y como había hecho en pretéritos tiempo. Es divertido que la historia se repita en cierta forma.

Por mi parte, vestía ropa casual, pero posee cierta finura. El azabache predominaba y hacía contraste con los tonos que imperaban en el jardín.

Oh sí, palacio hot-pink. Me agrada.

Conmigo llevaba todo lo necesario para comenzar la obra. Espero que alguien del séquito, cuando el momento llegue, me aclare cómo llegué allí y cuanto tiempo pasaría en tales inmediaciones. De por sí no tengo familia ni nadie a quien rendir cuentas, pero siempre es bueno estar ubicado en el espacio-tiempo.

Me pregunto con qué atuendo se presentará la mencionada regente...
avatar
Abel Wolfhart
Pintor, Dibujante e Ilustrador
Pintor, Dibujante e Ilustrador

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Claudia el Jue Nov 11, 2010 8:20 pm

Hacía una semana que habían remodelado parte de aquella edificación que muchos llamaban exagerada, yo la llamaba bella y con personalidad, si los griegos decoraban con colores primarios todo... ah esa sociedad tan antigua y lejana... aún sus estructuras se muestran en partes cerca de la ciudadela. Pero volviendo a este palacio asemeja a los templos enormes más no colosales, con columnas denominadas de un orden jónico, y la vegetación que la adorna es tan típica y normal, grandes árboles que rebosan de hojas color turquesa y blancas flores que alimentan a las jirafas que pasean por el jardín.

Adeline me avisó que el pintor había llegado, el último pintor había muerto hacía un par de meses y no terminó en encargo, igual era aburrido y demasiado gay para mi gusto, no tengo nada en contra de la homosexualidad, pero hay límites y ser loca es otra cosa.

Salí entonces junto con Adelíne, una chica un poco más alta que yo y encantadora como pocas, vestía tan pulcra y recatada, una túnica que iba con la temática de mi palacio, y yo algo parecido, un vestido de blanca tonalidad, de un material suelto y vaporoso, no muy grueso, el clima era templado y resulta más cómodo así, El vestido estaba sostenido por el cuello y se ajustaba en las caderas con un cinturón dorado y un tanto grueso, mi cabello estaba libre y se movía con delicadeza, más con ésta gravedad que causa su efecto sobre nosotros.

Bajamos las escalinatas hacia el jardín, y ahí es que lo vi, bastante joven y apuesto como se supone que lo buscarían... me recuerda algo, alguien... resulta sublime, pero aún no lo sé con exactitud.

-Usted debe ser... el señor Wolfhart.- Proferí desde antes de detenerme frente a él.






The Empress:




No haré preguntas no habrá recuerdos haré que tu pasado sea solo un cuento que sobre el agua un día el viento escribió

avatar
Claudia
Emperatríz
Emperatríz

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Abel Wolfhart el Lun Nov 15, 2010 11:18 am

Estaba reflexionando, un tanto perdido en mis pensamientos. Cavilando sobre como iban mis cosas, mi existencia, mi vida. La relación que poseo con la poca gente que conozco. ¿Por qué abundará tanto la decepción?

Con frecuencia podemos sentirnos incomprendidos, abandonados. Cada quien piensa es en sus cosas y la hipocresía es mucha.

De pronto una voz atrajo mi atención, se trataba de la divina Emperatriz. La observé con respeto y le hablé a tan bella dama:

Su Alteza Imperial –dije, mientras hacía una profunda reverencia–. La ventura me favorece enormemente, al proporcionarme la oportunidad de conocerla.

Es una dama realmente hermosa. Venía acompañada, como podía suponerse.

Está usted en lo correcto, soy Abel, Abel Wolfhart. Y estoy aquí para servirle –ignoro cuanto tiempo pasaría en aquel perdido lugar. Pero en realidad daba igual, me gusta la atmósfera de éste sitio. Aún posee increíble magnificencia a pesar de que los actuales tiempos han restado fulgor al que fue quizás el más poderoso Imperio de todos los tiempos.

Creo que mi estancia será interesante...
avatar
Abel Wolfhart
Pintor, Dibujante e Ilustrador
Pintor, Dibujante e Ilustrador

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Claudia el Mar Nov 16, 2010 7:49 pm

Podría decir que después de mucho tiempo me sentí invadida por una grata sensación que me hacía sonreír con naturalidad, eso era algo que no pasaba todo el tiempo, no me gustaba mostrar ni felicidad ante los demás, pero en esta ocasión resultaba inútil mantener mis músculos faciales relajados.

-Muchos son los que prefieren no venir a Veneti. En estos momentos está en una zona de total confort, es mejor que no atraviese los muros o la ventura se esfumará.- Bromeé pero con un toque de certeza, las tierras fuera del palacio son deplorables.

-Es todo un gusto conocerle, me han mostrado algunos de sus trabajos, la verdad no le conocía a usted ni por una imagen y no me esperaba que fuera tan... encantador.- No sería secreto por mi actuar que el humano frente a mí me resultaba atractivo y siendo yo tan mimada no dejaría pasar una oportunidad tan grata.

Me acerqué a él y con delicadeza me tomé de su brazo para guiarlo por la escalinata y los pasillo.

-Sígame señor Wolfhart.- Le dije en tono tenue comenzando el recorrido.- El tiempo que esté aquí siéntase libre de recorrer el lugar, lo único que se le pide es tratar con respeto a los demás, cosa que me parece no habrá problema en cumplir. Mientras esté bajo el resguardo del imperio se encontrará seguro, como le dije fuera de estos muros no será tan venturosa su estadía, yo no puedo brindarle protección si por propia cuenta decide abandonar el palacio, la curiosidad puede resultar una mala idea.- Existen personas que a tal advertencia solo responden como si de un reto se tratase y hacen lo contrario a lo aconsejado, no puedo tener por ahora idea de cómo reaccionaría el artista.

No tardamos mucho en arribar a un salón de té decorado muy victorianamente, la época preferida de mi madre, y de los grandes escritores que marcaron mi niñez y adolescencia. Había en medio del salón un diván correspondiente al resto de la decoración, era blanco en totalidad, tanto el tapizado como la madera, algunos cojines de satín hot-pink lo decoraban; frente a esto se encontraba un caballete y una especie de mesa bastante elaborada, llenad de óleos, disolventes y pinceles, una paleta de blanquecina madera reposaba sobre todo el material.

-Si necesita algo , más sólo lo tiene que pedir.- Mencioné de manera un tanto sugerente.

Solté su brazo y pasé acercándome a la meza que estaba a un lado del divan. Un bouquet de lirios perlados era la decoración central y junto a ella una tetera de finísima hechura junto a un par de tazas.

-Adeline.- Mencioné a la muchacha que nos había seguido en el recorrido, muy callada y pensativa, no se metía en asuntos que no eran de si incumbencia por eso me agradaba.- Trae un poco de té, me han dejado la tetera vacía.- Dirigí mi vista a Wolfhart sin haber dado la orden a la damita para que marchase.- ¿Gusta pedir algo? ¿Alguna bebida?






The Empress:




No haré preguntas no habrá recuerdos haré que tu pasado sea solo un cuento que sobre el agua un día el viento escribió

avatar
Claudia
Emperatríz
Emperatríz

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Abel Wolfhart el Jue Nov 18, 2010 8:31 pm

Té de durazno fue lo que amablemente solicité.

Me sentía tan bien, en tan grata compañía y en un escenario tan divinamente hermoso. La voz de la Emperatriz era melodiosa y sabia a pesar de su joven edad. Lo cual no hace sino constatar que la sabiduría no está siempre relacionada directamente con la edad, con el paso del tiempo.

Agradecí cada recomendación, cada cumplido, cada palabra de aliento. Las mías, mis palabras, resultaba cortas y exiguas. Ésa es una de las cosas que siempre me ha torturado, y se la hice saber a la Emperatriz aquella tarde. Quisiera ser más elocuente, pero no lo soy. Demuestro más con hechos, creo más en los hechos que en las palabras.

Su presencia y cercanía me hacían sentir muy bien. En silencio me preguntaba a mí mismo como demostrarle a alguien tal cosa, semejante sentimiento.

En realidad no tenía pensado alejarme de su lado, mucho menos marchar de palacio. Nada me atraía del mundo de los humanos, de por sí no tenía nada que recordar o extrañar. La Emperatriz alaba mi trabajo, que magnífico cumplido, realmente.

Su lenguaje corporal, así como cada palabra y su impresionante aspecto, resultan delirantes para mí. Me hace sentir intimidado, tan pequeño a su lado. Voy camino a mis treinta años (así lo dice mi ID Card), y me siento tan pequeño con respecto a ella. Tan incapaz y al mismo tiempo anhelante de tener siempre a alguien como ella en mi existencia. Disfrutaré cada momento a su lado.

Gracias por cada consejo, no tenía pensado abandonar palacio, pero en verdad le doy las gracias por la advertencia. Éste no parecerá nunca un Imperio de antaño, no como luce, no con la regente que éste posee. Y eso es tan sólo mi pensar, lo que creo como individuo común y muy humano –dije en voz tenue, sólo para sus oídos y de nadie más.

Me gusta la elección de tonos y colores de su Alteza Imperial –dije ésta vez, en tono más audible. Estábamos en aquella estancia tan linda y memorable. Me gusta estar aquí, y estar con ella–. Creo que me gustará mucho la estancia en palacio. Mientras pueda contar con su hospitalidad, por supuesto.

Cada una de mis palabras las decías con mucho respeto para con ella, para con su investidura y figura Imperial. Espero poder servirle como artista, desde ya me siento tan inspirado con su divina imagen.

Es usted la mujer más hermosa que he conocido en mi vida –yo sabía muy bien que incontables personalidades de la realeza e incluso comunes, habrían expresado lo mismo hacia ella. Pero yo no lo había hecho jamás y quise hacerlo.

Por un momento cavilé sobre cómo sería detentar el poder absoluto sobre la voluntad de otros... Debe ser intoxicante e increíble.
avatar
Abel Wolfhart
Pintor, Dibujante e Ilustrador
Pintor, Dibujante e Ilustrador

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Claudia el Jue Nov 18, 2010 10:36 pm

La muchacha había marchado a mi pedido, Adeline, suena a Adelaida, como Heidi, aquel personaje infantil de una escritora suiza... Heidi Adelaida... sería "Haidi", pero las malas traducciones le provocan esa pronunciación... Le diré "Haidi" a Adeline de ahora en adelante, que divertido.

Creo que con nadie me he sentido en tan agradable momento, mucho menos tan rápido, podría ser obviamente el que me gustara, o su forma de comportare, así no tenga ni media hora aquí.

Le sonreí e incliné con ligereza mi cabeza para agradecer sus palabras, luego me dirigí a las ventanas a correr las cortinas para evitar la entrada de luces inoportunas o alguna mirada innecesaria hacia adentro de la bien iluminada habitación, al mismo tiempo escuchaba las palabras del atractivo pintor

-Así espero que sea que se sienta como en casa o mejor que en ella, la segunda sería mejor opción.- Acomodé los cojines, o traté de distraerme mientras el té llegaba a manos de Heidi, pero volví mi vista al pintor una vez más al escuchar tan halagadoras palabras.

-Mas le vale que sean sinceras palabras, ya ha muerto más de uno por adulación.- Bromeé pero me mantuve callada pro un minuto, luego reí un poco mostrando mi dentadura.- Gracias... Abel, ¿puedo llamarte así o prefiere usted que siga tan ceremoniosa?.-Me acerqué de nuevo y besé con lentitud su mejilla.

-Espero no espantar con este comportamiento, pero hago lo que me nace, es mejor así.- La puerta se abrió y Adelaida entró con el té, solo agachó la cabeza al verme tan cerca del pintor.

-!Heidi!- Exclamé sorprendiendo a la pobre chica.

-¿Me habla a mí, su alteza?- Preguntó mirando a todos lados percatándose de que era la única mujer además de mí en la habitación.

-¿A quién si no? tú sabes que mi gata se llama Diana.- Le respondí auxiliándola con la tetera.- ¿Te molesta que te llame Heidi? Es un lindo nombre.- Ella sólo negó con un movimiento de cabeza y sonrió.- Heidi será.- Palmeé su hombro y ella hizo una reverencia, y terminó de servir las tazas.

-¿Gusta algo más mis señora?- Preguntó más animada que hacía unos minutos.

-No, no, puedes retirarte pero manténte cerca, si eres tan amable.- La verdad nunca he sido alguien que reprime a sus subordinados, así que mis palabras tampoco eran nada raro para ella, pero las personas funcionan así, A estímulos positivos serán más eficaces.

Cuando hubo de marcharse, yo misma proporcioné a Abel la tacita de porcelana.

-Es mejor beberlo antes de que se enfríe, aunque no hay problema de volverlo a ese estado.- Luego tomé el mío y le di sólo un sorbo y volví a colocar la taza sobre la mesilla.- Supongo sabes cómo es el retrato, pero me gustaría hacer unos ajustes, tú decides la posición de cuadro o mi misma pose, yo haré lo que va por mi parte.

Tomé un mechón de mi largo cabello y lo recorrí con lentitud para después sacar la parte superior de mi vestido como era debido y luego dejarlo caer por su propio peso, o más bien del cinturón que adornaba a la altura de las caderas, sólo quedé vestida con un pequeño bikini de encaje del que fue fácil deshacerme, seguidamente de mis sandalias.

-Tenemos el divan o cualquier parte de esta habitación.- Yo actuaba con toda la naturalidad del mundo, aunque había un dejo de nerviosismo por tal situación, pero si yo me dejara guiar por ellos nada bueno ocurriría nunca.- ¿Donde será mejor?






The Empress:




No haré preguntas no habrá recuerdos haré que tu pasado sea solo un cuento que sobre el agua un día el viento escribió

avatar
Claudia
Emperatríz
Emperatríz

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Abel Wolfhart el Sáb Nov 20, 2010 12:48 am

La hermosa Emperatriz posee excelentes modales, insignes y notables, realmente. Un completo sentido de la grandeza. Gestos como ofrecerme la taza de té, son únicos viniendo de alguien de su condición y posición. Como para recordar.

El poder absoluto es realmente algo especial. El poder hacer lo que se desee, cuando uno quiera. Así como el hecho de mofarse un poco con alguien, así como es el caso de ésta dama de la cohorte, o el poner a prueba mis comentarios para con la regente. Es justo que lo haga, justo y lógico. Los cumplidos vacíos son alagos sin sentido. Y resultan ser despreciables. Es por ello que antes de no tener algo inteligente o sincero que decir, prefiero guardar silencio. Así he sido siempre y continuaré de ésa manera y forma. No me molestó en absoluto que la Emperatriz “probara” mi temple. Es tan difícil encontrar a personas sinceras...

Mis afirmaciones eran ciertas. Ella es increíble, y lo sabe. La Emperatriz está consciente de ello.

Cuando se tiene tanto poder, tarde o temprano aprender a analizar a los demás. Con el tiempo llega a no ser tan difícil saber cuando alguien es hipócrita. Gracias a Dios, o a los Dioses (según el caso), que es así. Es cierto orden natural de las cosas. Maldita gente mentirosa, al averno con todos ellos.

Con suma amabilidad dije a la Emperatriz que podría llamarme como ella quisiera. Por mi primer nombre estaría bien. Como ella quisiera. Para mí siempre sería “su Alteza Imperial”, porque lo es y lo seguirá siendo. Di un sorbo a mi té; muy bueno.

Seguidamente quedó constatado para mí, que la Emperatriz siempre hace lo que gusta hacer, su voluntad es la de los demás. Su grado de seguridad es más que impresionante, y tiene motivos para ser así. Es increíblemente hermosa, en verdad divina y bella.

Su Alteza Imperial deseaba un retrato, sólo que al desnudo. Una pieza privada, íntima, que pudiese acercarse a su grado de perfección. Que enorme honor.

Estaba todo tan claro para mí...

Con suma delicadeza y gracia llevé a la regente hasta el diván. Ella tomó asiento, yo estaba postrado a sus pies.

Mi voluntad es tuya y de nadie más. Tu confianza ha sido depositada en parte en mí y no te defraudaré, mi vida es tuya y estoy para complacerte con mis acciones, incluso omisiones, y cualquier arte que pueda yo poseer –dije, mientras contemplaba su rostro, me sentía delirante. Su desnudo cuerpo es tan perfecto y único, lleno de sensualidad y gracia. La Emperatriz tiene la piel más nívea y los ojos más azules que he podido contemplar. Que excitado podría llegar a estar con ella de ésa forma...

Sin darme cuenta la tuteaba. Caí en cuenta luego. Espero no le moleste. Imagino que cuento con parte de su gracia, cuando menos. O no tendría tal despliegue de confianza conmigo. Ella y yo sabemos que podría hacerme desaparecer en cuestión de segundos, pero quería llevarme bien con ella, no tengo nada que me mantenga en el mundo de los humanos. No tengo un pasado, y mi futuro no logro encontrarlo. Mi futuro puede ser con ella, puede ser bajo la voluntad de su Alteza Imperial.

Me siento un tanto atemorizado –le dije, mientras apoyaba mi frente sobre sus rodillas. Recordemos que sigo a sus pies–. Involucro mis sentimientos en mi vida, y quiero contar siempre con tu gracia. Me siento sólo en el mundo de los humanos y tú me gustas, espero poder permanecer contigo. Estar en la cohorte y poder verte. Estoy sólo en éste plano de la existencia, nadie extrañaría mi desaparición. Espero agradarte lo suficiente para poder estar cerca. El tiempo dirá las cosas, las acciones dicen más que las palabras. Pero es cierto cuando te digo, que mi corazón late es por ti.

Soy una persona sencilla y no quería perturbarla. Espero que mi arte esté a la altura, lo suficiente para no tener que regresar al mundo de los humanos, donde nada me espera. Quiero pertenecer a algo. No soy de los que piensa que es malo vivir a la sombra de alguien; porque en mi caso siempre he sentido que tengo mucho amor para dar, y sólo quiero hacer feliz a alguien mientras yo lo soy por igual. La soledad ha sido mi compañera durante tanto tiempo, que ya no tengo lágrimas que derramar.

Podré ilustrarte como gustes y prefieras –le dije, ésta vez alcé la vista y le sonreí. Que preciosa es. Tomé sus manos y comencé a besarlas...

Sé muy bien que hay seres mucho más expresivos que yo, pero procuro ser sincero con cada acción. Y es la verdad cuando digo que me esforzaría por agradarle, por hacerla sentir bien, cueste lo que me cueste. Creo que su compañía me hará feliz.
avatar
Abel Wolfhart
Pintor, Dibujante e Ilustrador
Pintor, Dibujante e Ilustrador

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Claudia el Sáb Nov 20, 2010 1:02 pm

Dicen que cada creación son los sentimientos desbordados de los artistas, así lo creo yo, y creo también en que si somos capaces de observar a detalle nos daremos cuanta de que así es, podemos en un trazo saber el tipo de carácter que tiene, con los colores el estado de animo o un comportamiento al que está muy apegado el creador de la obra. Los trazos de Abel eran finos, lo que demostraba que era algo introvertido, sus obras estaban llenas de melancolía pero llevadas de la manera más hermosa posible, esos tonos y cada espacio que muchos consideran un descanso para la vista, pero que llega a ser de lo más impactante. Por todo esto siento como si ya lo conociera, por eso lo he querido en Veneti, y como a algunas adolescentes les emociona ver a sus famosos favoritos, a mi me emocionaba sobremanera el verle a él, solo que trataba de no verme muy ansiosa, así como controlaba mi nerviosismo por mostrarme ante él sin aparente pudor.

El comportamiento del pintor era algo que no había presenciado antes, había tanta sinceridad en sus palabras, tanta... es increíble que pase esto en un universo lleno de personas que poseen una doble cara, que se mueven según les convenga. Tal como yo me deshice de mis ropajes el desnudó su alma con sus palabras, causó en mí más conmoción de la que pensé, no solo lo tenía en persona, espiritualmente me dejaba conocerle. Su rostro y cada movimiento eran captados por mi ser, analizaba y trataba de no perder detalle, pues sé que este momento será importante para mí, lo será, Abel lo será.

-Eres parte de mi cohorte desde el momento en que decidiste cumplir con la encomienda.- Me estremecí al sentir sobre la piel de mis manos sus cálidos y húmedos labios.- Abel tú me gustas a mí, me interesabas desde que vi lo que tu alma muestra con esa habilidad que parece innata, te expresas con lo que tienes, y eso es más apreciado que miles de palabras sobre lo que uno siente, todos los seres pensantes tenemos sentimientos reprimidos, pero solo unos cuantos son capaces de expresarlos de otra manera, y tú lo haces de una forma sublime, mi querido pintor.- Me agaché y le retiré mis manos para ponerlas sobre sus mejillas.- No sientas ningún temor cuando estés conmigo, yo ahuyentaré ese sentir, si me lo permites.- Solamente mi tacto fue necesario par a indicarle que se levantara un poco, lo necesario para que mis labios se presentaran con los suyos, un suspiro invadió mi ser provocando un momentáneo olvido del tiempo y el espacio en el cual nos encontramos, solo tenía en mi mente su presencia y me concentraba en el suave tacto de nuestras bocas.

Poco he hablado de mi vida en este planeta, realmente dejo mucho que desear dicen algunos, no seré la mejor regente que han tenido estas tierras, no he llegado a la mitad de lo que fue mi madre, nunca me compararé con mi abuelo, es demasiado para mí, la rebelión, las condiciones de cada sector que se encuentra cerca del planeta, el mismo rezago con el que no he podido terminar, todas esas cosas que finjo no me quitan el sueño, pero lo hacen y hago lo que puedo, más no he sido feliz aún con subordinados que cumplen hasta el más simple de mis caprichos, aún con todos esos visitantes que tren nuevas o propuestas de alianza... algo siempre falta, la sinceridad, el verdadero interés, todo lo que Abel me está mostrando.

Me separé y sonreí, volviendo al lugar y a las horas que maca el enorme reloj de metal ornamental tras mi espalda. el segundero hacía lo suyo con ese singular ruido, más nuestra respiración también era parte de esa especie de música armoniosa.

-¿Es muy imprudente de mi parte si te digo que te deseo con todo mi ser? Olvida mi rango por unas horas, considerare tu igual, cada vez que entremos a este lugar quiero que sea así, tampoco no trates de hacer algo que no soy sobre el lienzo, sobre el papel de cada apunte que tomes. Desde que tengo memoria todos se comportan de forma amable conmigo pero solo con palabras. Me gusta tu forma de ser, sé libre de hacer y decir lo que te plazca.- Llevé mi siniestra a su mejilla y deslicé mis dedos hacia atrás de su oreja terminando en su cuello.- Eres encantador, no sabes cuán feliz estoy de que haberte conocido.






The Empress:




No haré preguntas no habrá recuerdos haré que tu pasado sea solo un cuento que sobre el agua un día el viento escribió

avatar
Claudia
Emperatríz
Emperatríz

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 06/11/2010
Edad : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hot-cyan – [Claudia]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.